lunes, 21 de noviembre de 2016

No al Voto Electrónico en Argentina


Por qué le decimos

NO AL VOTO ELECTRÓNICO



Viviana Taylor



Debate de la reforma electoral del 15 de noviembre de 2016




Continuación del debate: 17 de noviembre de 2016


Extractos de la transcripción de la copia taquigráfica














A modo de aporte académico, sumo la opinión
de investigadores de universidades nacionales.
Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires.
1 de noviembre de 2016





Viviana Taylor

jueves, 13 de octubre de 2016

La Directora del INFD promueve el cierre de institutos de formación docente en el Congreso de la Nación


LA DIRECTORA DEL INFD PROMUEVE EL CIERRE DE ISFD
Sus palabras en la Comisión de Educación
del Congreso de la Nación

Viviana Taylor

Entre 2001 y 2010 se logró reducir la tasa de analfabetismo del 2,6 al 1,9% (Fuente: Censo Nacional, que se realiza cada 10 años).
Durante ese mismo período, la población con estudios secundarios completos se incrementó en un 40,7%
con estudios superiores completos en un 54,6%;
el porcentaje asistencia a la educación inicial de la población de 3 años pasó del 29,9% al 53,9%,
el de la población de 4 años del 48,22% al 81,50%
el de la población de 5 años del 90,8% al 96,3%
(Fuente: Censo Nacional)
Entre 2003 y 2013, la matrícula neta del nivel inicial se incrementó en 303.427 alumnos;
en Jardines Maternales de 4.021 pasó a 15.053;
la cantidad de salas de 3 años aumentaron en un 65,2%;
las de 4 años en un 78,9%;
pero en el NEA y el NOA -sectores tradicionalmente más desfavorecidos- las políticas focalizadas llevaron a incrementarlas en un 283 y un 114% respectivamente para los 3 años, y en un 357 y un 465% para los 4 años.
En Educación Primaria, según UNESCO, en 2006 habíamos llegado a una tasa neta de matrícula del 99,1% y para 2012 a un 99,8%.
Las escuelas de jornada extendida llegaban al 9,63% en 2008, y ascendieron al 17,49% en 2013 (1.507 escuelas más)
Y entre 2003 y 2012 la tasa de repitencia descendió del 6,5% al 2,87%.
En Educación Secundaria, según el Digesto de Educación, la matrícula neta ascendió del 84% en 2006 al 89% en 2012 (el promedio de la región en 2012 era del 74%).
El 59% de estos estudiantes termina de cursar el secundario en la educación común, egresando en tiempo y forma el 44% (en 2003 egresaba el 39%).
550.000 jóvenes y adultos de ese 41% que no terminó en la secundaria común, logró egresar a través del Plan FinEs.
En Educación Técnica, la matrícula se duplicó entre 2003 y 2010, lo que posibilitó que la matrícula de las carreras de grado de formación técnica creciera un 89,8%.
¿Y con la formación docente, qué sucedió?
Se extendieron las carreras de 2,5 y 3 años a 4; y se renovaron los planes de estudio en todo el país.
Se desarrolló el plan de Evaluación Integral de la Formación Docente, y se incorporaron las TIC en la formación, mientras se equiparon todos los institutos superiores.
Se creó el Plan Nacional de Formación Permanente Nuestra Escuela: universal, gratuito, financiado por el estado, en servicio, para docentes de escuelas estatales y privadas, en acuerdo con los sindicatos, universidades y jurisdicciones: 511.848 docentes en formación permanente.
La matrícula de estudiantes de formación docente entre 2001 y 2013 se incrementó en un 88,5%.
En ese mismo período, la cantidad de estudiantes universitarios se incrementó en un 35%, y se mejoró aún más el egreso, que aumentó en un 80%. No sólo comenzaron a estudiar muchos más jóvenes y adultos, sino que mejoraron las condiciones que permitieron la continuidad y egreso de sus estudios.
La formación docente ha sido una gran clave para la consolidación y la proyección futura de la continuidad de este proceso de inclusión educativa, entendida la cantidad como íntimamente vinculada a la extensión (la calidad educativa sin inclusión es una falacia, es el nombre con que se disimula a la educación elitista, exclusiva y excluyente).
El incremento de docentes titulados no significa que "sobren maestros" sino que están disponibles los docentes necesarios para continuar la extensión de la escolarización hasta su completa inclusión.


Señora Veleda, no sobran maestros: hay que seguir construyendo escuelas.
Cerrar institutos de formación docente es una forma perversa -sutil pero perversa- de iniciar el ajuste en educación.
El detalle de no validar los títulos que se han ganado con estudio y esfuerzo es una cerecita en esta torta de ignominia.


Viviana Taylor




lunes, 10 de octubre de 2016

Laura Iglesias y su femicidio por violencia institucional: a pasos de quedar sin verdad y sin justicia


Investigación incompleta,
condenas que no llegan
y una causa bajo riesgo de ser cerrada

Viviana Taylor
Ya pasó algo más de un año desde que  Esteban Cuello fue condenado por el brutal crimen de Laura Iglesias, la asistente social del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires que fue asesinada mientras trabajaba. Condena que recibió del Tribunal Oral N°3 compuesto por los jueces Eduardo Alemano, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro, quienes le dictaron pena de prisión perpetua por la violación y el asesinato de Laura Iglesias.
Sin embargo, algo de verdad y justicia
no es ni Verdad ni Justicia.


Esta condena ha dejado fuera a los otros partícipes necesarios para que este crimen pudiera cometerse: policías cuya participación ha sido silenciada y debidamente protegida con la no consideración de las pruebas que los implicaban y la no evaluación de las nuevas evidencias que fueron apareciendo y que no fueron valoradas bajo la excusa de que considerarlas debilitaría la acusación contra Cuello.


Esta condena ha dejado fuera la consideración del móvil de semejante ataque y asesinato: Laura fue silenciada y con ella también fueron silenciados los testimonios que venía recabando acerca del modo en que ciertos policías acosaban y hostigaban a algunos de sus tutelados para delinquir en favor de ellos. Uno de estos policías también está vinculado a otro femicidio de características muy parecidas acaecido también en Miramar: el de la adolescente Natalia Mellman en 2001.

El procesamiento y la condena a Cuello llegaron con la promesa de que la causa no sería cerrada, de que se continuaría investigando hasta llegar al procesamiento y la condena de los otros partícipes de su brutal violación y asesinato.

Pero parece que no va a ser así…
Por eso hoy familiares y amigos de Laura Iglesias están pidiendo que sumemos nuestras voces para pedirle a la fiscal Ana María Caro que no cierre el caso, y que investigue los puntos que aún quedan oscuros por las evidencias que no fueron consideradas.
Desde su muro de Facebook Manuel Iglesias, hermano de Laura, nos pide que nos unamos a su pedido:
La fiscal Ana María Caro quiere cerrar el caso y dejar sin investigar muchos puntos oscuros. Solo para que te des una idea, hasta el día de hoy a más de 3 años, no se investigó su computadora, hubo modificación de la escena del crimen, no pudimos ver las video-filmaciones tomadas en la escena del crimen, no pudimos peritar prendas con manchas de semen, etc.
Cerrar el caso sería dejar libres y sin proceso alguno a quienes han tenido responsabilidades en el asesinato de mi hermana.inato de mi hermana.

¿Cómo ayudarlos?
Enviale un mail a la fiscal, y con copia al juez y al Presidente del PLB para que no se cier
acaro@mpba.gov.ar
CC juanftapia@gmail.com
barbagalloc@plb.gba.gov.ar
Enviémosle un correo electrónico a la fiscal de la causa, al juez y al titular del Patronato de Liberados Bonaerense, solicitándoles que no se cierre la causa. Y agreguemos la dirección de Manuel para que la familia pueda tener una idea de cuántos estamos acompañando su pedido.
Sus direcciones son:
Un modelo posible del mensaje a ser enviado podría ser:
El presente mensaje de correo tiene la única intención de sumarme a las voces de quienes le solicitan tenga a bien no cerrar la causa por el asesinato de Laura Iglesias: quienes venimos siguiendo con atención e implicación personal los avatares de la causa, estamos convencidos de que aún hay muchos puntos oscuros que es preciso aclarar para que se haga Justicia efectiva.
Una justicia parcial o una parte de justicia, no es Justicia en absoluto.
Sin más, y amparada en la confianza de que honrará la mejor decisión -que es la que lleve a la verdadera y plena Justicia- la despido respetuosamente,
Nombre y Apellido
DNI (opcional)
 
Para saber más sobre el caso de Laura Iglesias:
Laura Iglesias y una Justicia que no llega – 16/11/16

Viviana Taylor



sábado, 20 de agosto de 2016

De intendentes bonaerenses, límites a la reelección y boletas únicas electrónicas


Una pochoclera


Una historia de entuertos nacionales,

provinciales y locales





Por Viviana Taylor



Resulta que -como sabemos- ya hace un tiempito la gobernadora de mano de hierro y modales de princesita desvalida Mariu Vidal viene teniendo un choque con Mauri, que la mira azorado desde La Rosada (cuando va... o desde donde sea que le toque mirarla según esté haciendo algo o nadeando).

Y es que mientras Mariu no se cansa de recorrer la provincia intentando seducir (¿convencer? ¿negociar? ¿extorsionar? ¿apretar?) intendentes para que se sumen a Cambiemos, Mauri le quiere modificar las reglas del juego con el voto electrónico.

Y Mariu entiende que no le conviene cambiar las reglas ni cambiar de juego cuando ya tiene las fichas sobre el tablero y en marcha su próxima movida.
Es justo acá que entra en juego la conexión local: el exfpv-exmassista-(por ahora)PRO (qué manera de hacer turismo político la de este muchacho) intendente de San Miguel en uso de licencia Joaquín De la Torre, quien asumió en el ministerio de Producción provincial aunque su rol dentro del gabinete tiene un claro perfil político: su objetivo es lograr que otros intendentes se sigan sumando a Cambiemos.



Por eso, ahora que tiene un piso de intendentes que espera seguir ampliando sobre la base de promesas (provisión o retaceo de recursos, según sea la vereda en que se paren) y los buenos oficios de Joaco, Mariu prefiere competir en 2017 con la boleta de papel.




Mientras Mauricio desoye sus prevenciones y el proyecto contrario a sus preferencias avanza, Mariu resopla y suspira (según esté más furiosa que deprimida o al vesre). Obviando esa candorosa ingenuidad que sólo es impostada para las fotos y las cámaras, sostiene que las reformas que impulsa el mismísimo Mauri le calzan como traje a medida a Sergio Massa, que se mantiene con buena imagen en las encuestas. Y que,  aunque no termina de consolidar un polo importante de intendentes con manejo territorial -y que ella misma ha ido tijereteando- las últimas encuestas muestran que se está beneficiando con parte del caudal de intención de votos que está perdiendo el PRO/Cambiemos, y que se dirige hacia él.

Como si fuese poco, está segura de que las únicas fuerzas políticas con poder de fiscalización son Cambiemos y el FpV: ¿para qué concederle este respiro de la boleta única electónica a Massa, donde pueden seguir tijereteándole poder? Si quiere los votos, que se los cuide...



Aunque hasta ahora no se había hablado mucho de ella, esta no es una historia nueva. De hecho, cuando todavía se sentían fuertes y eternos omnipotentes, y creían al kircherismo muerto y a Massa debilitado, Vidal, Jorge Macri y Emilio Monzó ya le habían planteado su rechazo a la boleta única electrónica a Marcos Peña durante una cena en las primeras semanas de su gestión de gobierno. Por entonces, la respuesta del jefe de Gabinete fue que -como el Quini6- sale o sale. Respuesta que sigue sosteniendo a pesar de que está claro que hoy el escenario es distinto.



Escenario que se le complicó aún más a Mariu con la aprobación este miércoles 17 de agosto de la ley que pone fin a la reelección indefinida de los intendentes. Paradojas de la vida... Justo viene a complicarla una ley que impulsó ella misma. Parece que a quienes no le temen a la justicia de los hombres ni a la Justicia Divina, finalmente les llega una cuota de justicia poética.
Quizás no sea mala idea ir poniendo las barbas a remojar.

Así, hoy el peligro para las intenciones y expectativas de Mariu es doble: 

Estos intendentes bonaerenses (conocedores como pocos de la política territorial, la del llano) que se han mostrado tan afectos a cambiar los colores de sus banderas, siempre se han mantenido leales a sus convicciones: no siguen líderes ni proyectos sino votos. Y las políticas nacionales y provinciales les están haciendo estallar sus municipios: una verdadera sangría de posibles votantes.

Como si fuera poco, a muchos de ellos -¿la mayoría? ¿todos?- no les ha caído nada bien la limitación de su reelección. Si estas políticas de hambre dejan algo por salvar, no será a ellos que les toque capitalizarlo. No gracias a quien busca acercarlos o mantenerlos en su redil.

Para Mariu no son tiempos para arriesgarse. Y menos con una discutible, polémica, boleta única electrónica, con la que ni siquiera está de acuerdo.




Sólo queda por sentarse a ver cómo construirá poder desde la provincia el sanmiguelino. Y a quién beneficiará.
Sólo cabe esperar que -elija a viejos o nuevos aliados- se mantenga leal a sí mismo. Como ha venido haciendo.




Voy comprando pochoclo porque esta va a ser una de las entretenidas.



Viviana Taylor




sábado, 30 de julio de 2016

Macri en la inauguración de la Exposición Rural Argentina



Una historia de amores y de espantos



Por Viviana Taylor

Esta mañana Macri participó de la inauguración de la nueva edición de la Exposición Rural, que coincide con el 150º aniversario de la creación de la Sociedad Rural Argentina (SRA) mientras se desarrollaba la oprobiosa guerra contra el Paraguay. Y los medios corporativos, casi con goce orgásmico, celebran cual coristas sobreexcitadas la presencia presidencial destacando que termina con 14 años de ausencias y 12 de enfrentamientos presidenciales, como si tal elogio diera cuenta de una virtud.

Desde su creación en 1866, estas exposiciones fueron el termómetro que mejor midió la relación entre cada gobierno y los  intereses concentrados de la corporación agroganadera.
Por entonces, tras apenas dos deliberaciones en el solar de Eustaquio Torres Agüero, se efectivizó la creación con la firma de:
 José Martínez de Hoz (cuyo nieto homónimo -90 años después- fue uno de los ideólogos de la política social y económica,  y  Ministro de Economía durante la Dictadura genocida entre 1976 y 1981; y cuyo bisnieto está asociado con el gobierno de Macri a través de uno de sus socios, que ocupa la Presidencia Nacional de Producción Industrial).
El unitario Eduardo Olivera, quien había vuelto de un viajecito a Europa fascinado con la idea de una exposición rural como la que había visitado en la ciudad inglesa de Birmingham, por lo que había organizado la Exposición Agrícola Rural Argentina de 1858, con presencia del entonces Gobernador bonaerense Valentín Alsina. Esta primera exposición rural fue el antecedente de las que luego organizaría la SRA.
Ricardo B. Newton, el introductor del alambrado;
Jorge R. Stegmann, Jorge Temperley, Mariano Casares y otros.

A partir de entonces la entidad (una asociación patronal que representa al sector más tradicional de propietarios de tierras dedicadas al negocio de la agricultura y la ganadería) se constituyó en la columna vertebral de una Argentina con marcado sesgo agrícola-ganadero y exportador de materia prima, y en la propulsora de las administraciones gubernamentales que le resultaran afines a sus intereses. Por supuesto, con la misma vehemencia con que propulsó a unas, combatió a otras: las que representaban intereses más cercanos a las necesidades populares y a un modelo de desarrollo e industrialización.
Justamente su lema -“Cultivar el suelo es servir a la patria”- nos permite confrontar el modelo propuesto con la Zoncera Nº 33 del Manual de Zonceras Argentinas de Arturo Jauretche, ya que la SRA da por sentado que únicamente se debe servir a los intereses del mercado internacional: “comprar a quien nos compra”. Así, por zoncera (¿o complicidad?) desde su fundación y hasta bien entrada la década de 1940, promovió el intercambio con Inglaterra (nuestro comprador de materias primas) y a quien como retribución le comprábamos las manufacturas y sus derivados. Este ha sido, desde siempre, el diseño de la división internacional del trabajo concebido por los anglos, y que sigue impulsando la SRA, sólo que cambiando el lugar de Inglaterra por el de EEUU y la Comunidad Europea. Un modelo de dependencia económica que convierte en una falacia formal la independencia política, que tanto se esforzaron por acotar.

Volviendo a aquellos primeros tiempos fundacionales, la Confederación Argentina transitaba de una industria saladeril estrechamente ligada a las estructuras de la estancia vieja, a otra más moderna que consistía en la importación y cría de razas vacunas (principalmente la Hereford, Aberdeen Angus, Tarquino y Herdforshire) agrupadas y organizadas en cabañas. A este tránsito se le sumó la invención y el perfeccionamiento “del sistema de enfriado (chilled beef)” y el consecuente auge de los primeros frigoríficos.
Así, el primero de estos establecimientos que existió en nuestro país databa de 1883, levantado en la ciudad de Campana (Pcia de Buenos Aires) de donde salieron los envíos regulares de carne argentina a Inglaterra, principal cliente de los frigoríficos argentinos.  No casualmente se llamaba The River Plate Fresh Meat Co. Ltd. Un año más tarde -en 1884- se levantó el segundo frigorífico: La Negra.


Claro que para que estos cambios contribuyeran a la consolidación de la Sociedad Rural Argentina, antes fue necesario que jugara un importante papel en ese genocidio que dimos en llamar Conquista del Desierto, gracias a la que se hicieron de 18.668.000 hectáreas de las mejores tierras del sur bonaerense, de La Pampa, parte de Río Negro y sur de San Luis, que repartieron entre sus principales familias con el único compromiso de exterminar a sus pobladores. Por si no quedó claro, tierras que pagaron con la sangre de los indios, haciendo realidad el precepto sarmientino de que sólo para abonar la tierra sirve la sangre chusma criolla incivil, bárbara y ruda, descendientes de guaraníes, indios salvajes y esclavos.

De esta historia fundacional viene el sesgo de su gran y permanente influencia política: varios de sus miembros han sido –y son- funcionarios de diferentes gobiernos, mientras que ha mantenido relaciones conflictivas con los de Hipólito Yrigoyen (cuyo ministro de Agricultura Juan Fleitas fue abucheado e insultado, hecho que el diario La Nación interpretó que se trataba del “preanuncio de la revolución (sic) contra Yrigoyen", lo que efectivamente ocurrió 6 días después); de Juan Domingo Perón (haciendo una férrea oposición a su Estatuto del Peón Rural, y organizando un lockout en 1945 contra la sanción del aguinaldo); a través de los paros patronales de octubre de 1975 y enero de 1976 –durante del gobierno de María Estela Martínez de Perón- que desabastecieron de alimentos a la población y colaboraron en agravar el clima social que facilitó el golpe de estado de marzo de 1976;mde Raúl Alfonsín (a quien abuchearon en 1988 en la inauguración de la Exposición, respondiendo con un durísimo discurso en el que los acusó de “actitudes fascistas” y retirándose sin inaugurar la muestra); y al de Néstor Kirchner y muy particularmente al de Cristina Fernández de Kirchner, contra quien realizaron el paro agropecuario de 2008.
Asimismo, han mantenido históricamente relaciones conflictivas con los arrendatarios y pequeños propietarios enrolados en la Federación Agraria Argentina, que nació en 1912 para dar origen a una organización gremial representativa en el hecho históricamente recordado como  el Grito de Alcorta. Federación que –sin embargo- se alió a sus intereses (que no le eran propios) durante el mencionado “conflicto con el campo” que fogonearon la SRA y la oposición política más reaccionaria contra el gobierno de Cristina Fernández de Kircher durante su primer mandato, en 2008.

Lejos está el actual presidente Mauricio Macri de estas disonancias con los patrones del campo. Ya en septiembre 2010 había elegido el contexto del Congreso del movimiento agropecuario CREA –celebrado en Córdoba- para anunciar entre sus muchas promesas inclumplidas la que sí cumpliría: la eliminación de la mayoría de las retenciones. En aquel momento también les anticipó lo que ha llevado a la mismísima gestión de gobierno: “Hoy el campo se ha convertido en el protagonista del sistema político”, los arengó.
Hoy, en su discurso de inauguración de la Exposición Rural, el propio Macri reafirmó que "Desde hace 7 meses trabajamos en el Gobierno para que el campo sienta que se le ha sacado la pata de encima y que se le está tendiendo la mano. El campo es mucho más de lo que puede producir o los impuestos que puede pagar. Es nuestro emblema, nuestra cultura. Para mí el campo es un ejemplo de solidaridad.” Y como la formación histórica no es lo que lo destaca, cometió  la barbaridad de terminar la frase acotando “Por algo gauchada viene de gaucho", olvidando que los patrones del campo frente a los que hablaba no son precisamente quienes se identifican con la figura del gaucho, víctima de sus abusos desde hace 150 años, cuando los exterminaron junto a los indios bajo ese principio de que la barbarie es el campo, lo rural, el atraso, el indio y el gaucho. Hasta en estas frases de forma para darle color al discurso se le cuela la desmemoria, la falta a la verdad y la injusticia.

Entre estas frases se despliega cuánto se ha avanzado en apenas unos meses en el proceso de restauración conservadora en marcha: desde aquel modelo agroexportador y excluyente, inicialmente asumido, que jamás derramó (a pesar de las ¿ingenuas? expresiones de Buryaille) sobre el pueblo argentino llegamos hasta acá –con algunos más o menos breves intermedios populistas que fueron históricamente cercenados-. Y, como el cangrejo, hacia la restauración de aquel modelo vamos yendo.  
Quizás por todo esto, hoy el presidente de la SRA Luis Etchevehere arengó  impúdicamente el sí se puede que es el lema del cambio de futuro por pasado. Y –tan entusiasmo como si estuviese nuevamente acompañado por Aramburu– pidió cárcel para quienes “saquearon la República” durante el kirchnerismo. Y fue como otras veces ha sido. Como cada vez que llegaron con la fuerza de las botas.  Sin la más remota intención de que sea Cristina quien se les escape. Ni siquiera por el ¿atenuante? de haber vuelto con los votos. Hasta me atrevo a afirmar que Cristina no sólo es quien  más odios les ha despertado en su siglo y medio de historia, sino que esta vez se sienten especialmente legitimados para arrasar con todo lo que ella es y representa. Y no se privan de hacérselo saber, cuando los nubla la convicción de que esta mujer dos veces presidenta es –como ningún otro político- presidenciable.
Ni en estos buenos momentos pueden desprenderse de su sed de venganza. Es de estos buenos muchachos que el Pueblo debe cuidarse: no importa cuánto se atiborren, siempre permanecen sedientos.
Viviana Taylor

Casi como una nota al pie, cabe no olvidar que en julio de 2015 los camaristas Ricardo Pinto, Juan Cicciaro y Mariano Scotto ratificaron los procesamientos de Raúl Etchebehere (actual presidente de la SRA), Juan María Anchorena, Carlos Sánchez, Hugo Pifarré, Rubén Lusich, Horacio Foster, Rodrigo Arboleda Halaby, Eduardo Ordoñez, Mario Eijo de Tezanos Pinto, Néstor Eijo, Juan Ravagnán, Vicente Francos, Luis Walter, Juan Carlos González, Carlos Simone y Jaime Bernasconi (directivos de la Sociedad Rural y exdirectivos del Banco Provincia) en la causa por fraude, ya que gestionaron y obtuvieron un crédito de 106 millones de dólares del Banco Provincia en el que entre otras irregularidades presentaron documentación que incluía gastos preoperativos.
Se trata de una causa derivada de otra, en la que el Juez Federal Sergio Torres investiga al expresidente Carlos Menem y a otros imputados por haber vendido a precio vil el predio ferial de Palermo que ocupa la Sociedad Rural: por un precio mucho menor a la mitad de su valor real, que tampoco se terminó de pagar.

Y una joyita histórica para comparar: Pedro Eugenio Aramburu e Isaac Rojas, presidente y vicepresidente de facto de la Revolución Fusiladora (autodenominada “Libertadora”), asistieron a la Exposición Rural. Su por entonces presidente Juan José Blaquier –tal como Etchevehere hoy a Macri- los recibió con un fervor particular que respondía a dos medidas adoptadas por el gobierno militar: la devolución de las instalaciones de la Sociedad Rural de Palermo, que en 1951 habían sido transferidas a la Fundación Eva Perón, y la restitución de la potestad de la patronal rural sobre los Registros Genealógicos de ganadería, que habían sido nacionalizados por Perón.


Los mismos amores, los mismos odios.
No es la historia que vuelve: es lo no resuelto que se repite.
V.T.

martes, 26 de julio de 2016

Resolución 166 - E/2016: Con permiso para espiar


Con permiso para espiar

Cada día más cerca del mundo orwelliano





Viviana Taylor


Gracias a la Resolución 166 E/2016, la Jefatura de Gabinete nacional está autorizada para utilizar los datos personales de todos los ciudadanos que estén registrados en las bases de información de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES). O sea, prácticamente de TODOS los ciudadanos. ¿Con qué finalidad? La explicitada es que se los usará para aplicarlos a estrategias de comunicación del gobierno nacional. Y ya sólo con ella es bastante: dado el año electoral que se avecina, en un clima de conflictividad social creciente, no es precisamente poco. Más bien tiende a demasiado

Dicha resolución establece un convenio firmado entre la Secretaría de Comunicación nacional y la ANSES, y fue publicada el 25 de julio en el Boletín Oficial.

Por el convenio, que tiene una duración de 2 años, la ANSES remitirá periódicamente su base de datos relacionada con Nombre y Apellido, DNI, domicilio, teléfonos, correo electrónico, fecha de nacimiento, estado civil y estudios de los ciudadanos, a la Secretaría de Comunicación, datos que le permitirán "instrumentar las políticas de comunicación pública" oficial, que incluirán estrategias de comunicación vía "redes sociales", hasta "comunicaciones electrónicas, telefónicas, conversación persona a persona de forma de lograr un contacto individual e instantáneo".

Un detalle que a los medios que analizaron la resolución se les ha pasado por alto es que se establece la intención de  limitar el excesivo  uso de los sistemas por hora de Ráfaga de Transacciones. Y parecería ser una buena intención... Hasta que nos preguntamos qué es una ráfaga de transacciones, Y por qué se les podría ocurrir "limitarla".

A pesar de que entre las operaciones de comunicación que se enuncian no se explicita la apelación a operaciones mecánicamente programadas, las transacciones en ráfaga son un tipo particular de ellas: son las  que permiten realizar el envío de archivos -valga la redundancia- “en ráfaga”. Es decir, se preparan todas las operaciones de comunicación que se desean realizar y se las envía en una sola transacción. Así, con un único envío se llega automáticamente a ¿miles? ¿millones? de personas. Nada más alejado de la “conversación persona a persona” y del “contacto individual e instantáneo” que sí se explicitan.

Sería interesante que –dada tanta imprecisión sobre esto- quedara más claro a qué se refieren con “excesiva utilización del sistema por hora”: ¿cuántos mensajes por hora debería recibir cada ciudadano en su teléfono, su correo electrónico o en sus redes sociales para que se considere que han sido “excesivos”? ¿Y cuántos por día? ¿Por semana? ¿Por mes? ¿Por año? ¿Qué horas serían “excesivas”? Un llamado por hora, entre las 0 y las 5am, ¿sería utilización excesiva? ¿O sería moderada –aunque inconveniente- por tratarse de una única llamada por hora? ¿Podrían argüir, incluso, que la utilización de la operatoria ha sido respetuosa y hasta escasa? Y si tengo una cuenta de correo electrónico personal y una de trabajo, un celular personal y además un teléfono de línea en mi domicilio, una cuenta en Twitter y otra en Facebook, ¿me llegarán ráfagas de mensajes que encontraré en cada uno de ellos? ¿En el teléfono los encontraré en mi cuenta de WhatsApp, en la mensajería y en mi Hangouts, mientras mi teléfono sigue llamando? 
En total: ¿cuántos mensajes, en cuántos formatos y en qué soportes, debería recibir cada persona para que se consideren excesivos?

Por otra parte, volvamos… Si la idea es hacerle llegar a cada uno mensajes con “información de acciones de gobierno, y con mensajes de utilidad pública que le resulten de relevancia”, ¿para qué necesitan todos los datos que la resolución les permite obtener? Salvo que lo relevante sea tenernos perfectamente identificados…

Por caso, hoy -26 de julio- estuve en la ANSES. Pedí mis datos personales, y efectivamente me entregaron una impresión en la que aparecen todos esos datos, pero hay algo más: están los nombres de mis hijos, con sus respectivos CUIL y fechas de nacimiento. ¿Esos datos se obviarán cuando los remitan al gobierno? ¿O –ya que están archivados de esa manera y son también información sensible para atención personalizada para determinar qué me puede resultar relevante- los van a dejar?

Pero los datos de mis hijos no aparecen sólo entre los míos. También –sospecho con justa evidencia- deben aparecer entre los datos de su padre. Entre los que, además, aparecen los datos de otros hijos que a su vez están entre los datos de otra madre… Qué interesante para construir las redes familiares.

Vaya si es información sensible…

Pesar que cierto oposicionismo emocional vernáculo hizo tanto escándalo cuando se comenzó a implementar la tarjeta SUBE aduciendo que a través de ella se iba a controlar dónde estaba cada quién, cómo había llegado y cuándo.

La fantasía de ser espiados se ha concretado.

Viviana Taylor




lunes, 6 de junio de 2016

A 4 años de la anulación de una condena que volvió, no nos olvidamos de Carrera


 

No nos olvidemos de Fernando Carrera

 

Hace 4 años –el 6 de junio de 2012- salió

el fallo de la Corte anulando

la condena contra Fernando Carrera.

Pero la historia no terminó.

Por Viviana Taylor

 

La mañana del 26 de enero de 2006 amanecimos con el impactante relato de una loca carrera que había terminado con la vida de un niño, su madre y otra mujer.

La historia de lo ocurrido, como en tantas otras, puede ir diluyéndose progresivamente, hasta que –finalmente- ya poco quede por recordar. Pero, en este caso, bien vale la pena hacer un esfuerzo, porque los detalles son los que cuentan.

Cerca de las 13 hs, un militar y su hijo adolescente salían de una sucursal de la Banca Nazionale del Lavoro en Morón, de donde habían sacado dinero en efectivo. Al parecer, fue desde allí que los siguieron dos ladrones –en un Peugeot 205 blanco- hasta Villa Lugano. Cuando el militar y su hijo bajaron de su propio auto fueron sorprendidos por los ladrones, con quienes forcejearon, y el militar declaró que durante ese forcejeo le disparó a uno de ellos desde una corta distancia aunque erró, y que cuando quiso volver a hacerlo se le trabó el arma. Ante la amenaza de que iban a matar a su hijo, les entregó el dinero: los ladrones volvieron a subir al Peugeot 205 blanco y huyeron.
En ese momento, el sobrino del militar (estaban frente a la casa de su hermana) salió a la calle y le ofreció a su tío salir a perseguirlos: se subieron nuevamente al auto, y los siguieron a toda velocidad.
Mientras tanto, algunos vecinos ya habían alertado a la policía de lo que estaba ocurriendo, de modo que llegaron a la zona varios patrulleros de la Comisaría 52.
Por celular, su hermana se comunicó con el militar para preguntarle por dónde estaban, y le comunicó a los policías que iban hacia Pompeya, quienes a su vez avisaron a las Comisarías 34 y 36.
Fue justamente en Villa Lugano donde el militar y su sobrino perdieron de vista el auto con los ladrones a los que perseguían. Pero minutos después, un policía dijo haberlo visto muy cerca del Puente Uriburu, que une a la Ciudad de Buenos Aires con el Partido de Lanús. Fue por este aviso que la policía cerró el acceso al puente para evitar su huida hacia la Provincia de Buenos Aires.
 
Según se contó en los medios, versión que reprodujeron de la que les dio la policía, en ese lapso uno de los ladrones se bajó del vehículo con el dinero. Este no fue un hecho que constataron sino uno que supusieron, ya que cuando volvieron a verlo sólo estaba el conductor, y cuando revisaron al automóvil no había rastros de lo robado.

También, según cuentan estas mismas versiones, en ese momento el ladrón que había quedado en el vehículo dobló de contramano por la avenida Sáenz, hacia la estación del tren, y pisó a fondo el acelerador. A más de 100 km/h de contramano- pasó un semáforo en rojo e intentó hacer lo mismo con otro, en el cruce de la Avenida Sáenz y Esquiú, frente a la Basílica que está en el barrio de Pompeya. En ese cruce atropelló a un grupo de personas, provocando la muerte de un niño de 6 años, su madre y otra mujer, hiriendo a una mujer embarazada, y dejando en plena crisis de nervios a la abuela del niño y a la hija de la mujer embarazada. Después chocó contra una Renault Kangoo en la que viajaban dos hombres de nacionalidad coreana –que también quedaron heridos-  y fue por esto que la policía pudo alcanzarlo.

 
 
Según cuentan las versiones, el ladrón quedó atrapado dentro del coche, y se produjo un tiroteo entre él y tres policías que lo venían persiguiendo en un Renault 9. El ladrón quedó gravemente herido por un disparo en el pecho (luego se constató que fueron ocho) y otro en la cara. Eran las 13:50 hs del martes 25 de enero de 2005.
 
Fernando Carrera se enteró de que estaba detenido y había sido acusado de este crimen cuando se despertó en el hospital. Y en el año 2007 fue condenado a 30 años de prisión, condena que cumplía en Marcos Paz.

Pero la historia no terminó allí: Carrera juró y perjuró que era inocente. El cineasta Enrique Piñeyro se interesó por su causa y logró reunir evidencias suficientes para probar no solamente que su condena había sido injusta, sino que no se debía a un error dado que la causa había sido deliberadamente armada para condenarlo. Con estas pruebas armó un relato que se plasmó en su documental El Rati Horror Show.

El escándalo que provocó la aparición de este documental tuvo mucho que ver en la revocación de la sentencia, que se logró el 5 de junio de 2012, por la cual la Suprema Corte de Justicia de la Nación anuló la sentencia a 30 años de prisión, y ordenó revisar el caso.

 

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni habían admitido el recurso de queja extraordinario, señalando que los damnificados  por el robo (que, no olvidemos, habían forcejeado con los ladrones, a quienes tuvieron cara a cara) no reconocieron a Carrera ni al arma que le secuestraron. La defensa argumentó, además, que el arma no había sido secuestrada, sino plantada: argumento que queda reforzado por el hecho de que no se pudo constatar ningún otro disparo además de los que realizó la policía. El tan mentado tiroteo nunca existió: todos los disparos provinieron del mismo lado.
Los magistrados también objetaron que esté probada “la existencia de sirenas durante la persecución policial y que (el acusado) condujo el vehículo en pleno control como también que disparó contra las fuerzas policiales y tuvo en su poder el arma secuestrada”. En la persecución Carrera recibió un disparo en la cara, según detalla el texto del voto de Zaffaroni: esto podría haberle afectado la conciencia, perturbando “su senso-percepción y en particular su juicio crítico, su atención y fijación”. Lo que explicaría que optara por huir, ante el temor de ser asesinado.
Además, el auto con el que circulaba Carrera resultó ser de una marca distinta a la del que venían persiguiendo, algo que también observó Zaffaroni.
Por su parte, la entonces ministra de Seguridad Nilda Garré, decidió revocar los sobreseimientos administrativos que beneficiaban a los oficiales implicados.
 



Pero la historia tampoco terminó ahí. Y no es que sigue abierta porque los culpables del robo, los heridos y los muertos no hayan sido identificados. No terminó porque el 12 de agosto de 2013 la Sala III de la Cámara Federal Casación Penal, integrada por los jueces Mariano Borinsky, Liliana Catucci y Ana María Figueroa, volvió a considerar que Carreras fue autor de aquel hecho, encontrándolo culpable por "tres homicidios culposos agravados por haber sido ocasionado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y la cantidad de víctimas, lesiones culposas, portación ilegítima de arma de guerra y robo con armas". Con argumentos absurdos y negándole el derecho a no declarar de todo acusado, los camaristas Borinsky y Figueroa votaron por condenarlo a 15 años; y Catucci propuso una condena de 20 años. Así, Carrera fue condenado a 15 años de prisión (sin pedido de detención) por lo que Carrera podría volver a prisión si el fallo queda firme.
La defensa presentó un recurso extraordinario ante la Corte. Su versión es que Carrera escapó pensando que lo seguían ladrones -los policías no estaban identificados-, que la sirena no se escuchó en medio del tráfico de Pompeya, que le plantaron un arma y que recibió un tiro mientras conducía que lo dejó inconsciente al frente de un auto sin control. Sobre el nuevo fallo de Casación.


El miércoles 26 de agosto de 2015, la procuradora fiscal ante la Corte Suprema Irma Adriana García Netto, dictaminó que resultaba procedente el recurso extraordinario interpuesto por la defensa.


 En caso de que la condena quede firme, y la Corte Suprema no se juegue en declararlo inocente –como estuvo en su poder hacerlo y prefirió la tibieza de pedir la revisión de la sentencia- esta es una de las ocasiones en que se debería apelar al indulto presidencial. Y –lamento decirlo, pero más lamento la certeza con que lo creo- no le veo pasta a este presidente para honrar a la Justicia con semejante decisión. Queda esperar (tanto ha esperado ya Carrera…) que cuando llegue la confirmación de la sentencia sea fuera de un mandato con las características de este gobierno, y lo haga en uno de corte más popular, con una perspectiva democrática, democratizadora y democratizante de la Justicia: una Justicia para todos.

Mientras tanto, Carrera sigue padeciendo esta  justicia que no hace Justicia.
Y con él, todos somos víctimas.

Por Viviana Taylor